Volver a la lista

No.

3

Puedo hacer esto, ¿pero debo?

¡Hola!

Seguro has tenido una conversación con alguien que te ha inyectado decenas de jeringas de motivación.

Me pasó anoche.

Nos estábamos mostrando mutuamente videos de nuestros Youtubers favoritos, comentando sobre las técnicas que utilizan, lo útil que son sus videos, y la falta que hay de contenido en español.

Mientras más conversábamos, más mi mente empezaba a emocionarse. ¿Y si ese es el próximo paso? ¿Y si mi planificación del 2019 necesita incluir esto para ampliar nuestro alcance y llegar a más potenciales clientes?

Me entraron esas ganas de pararme ahí mismo a empezar a producir.

Pero no lo hice.

¿Que si a la gente le interesaría eso? Muy posiblemente. Puedo preguntarle a mis clientes pasados, publicar una encuesta en Instagram, e invertir recursos en intentarlo para averiguarlo.

Sin embargo, ¿es realista esa meta ahora mismo?

No.

En cuanto a producir contenido, ya me puse de meta darle calor a la lista de correos y al podcast, así como movilizar más el Instagram. No es realista, en el contexto de todos los frentes que tengo abiertos ahora mismo, el agregar otro más que consume tiempo, dedicación y energía.

Les comparto esto para recordarles que las metas que nos trazamos deben encajar dentro de una meta más grande. Para recordarles que hay un sinnúmero de cosas que podemos estar haciendo ahora mismo para crecer, pero que no todas son realistas.

Nuestras metas deben encajar con quienes somos, nuestros recursos disponibles y hacia a dónde queremos ir.

Cuando sea el momento, las señales comenzarán a llegar solas, a amontonarse. Creo firmemente que cuando estamos enfocados, atraemos los bloques que necesitamos para construir la escalera al próximo escalón.

¿Cuál es su meta del 2019? La mía es duplicar nuestras ganancias + impactar a más personas enfocándonos más en estrategia + consultoría. ¡Cuéntame la tuya!

¡Un abrazo estratégico!