Volver a la lista

No.

1

Planes del 2019: Menos "hustle" y más BALANCE

¡Feliz año nuevo, !

Me emociona compartir con ustedes por esta vía, especialmente porque muchas cosas están cambiando y sé que todo estamos empezando el año con grandes planes 🙌🏼

Esta semana, no les voy a mentir, me he sentido un tanto estresada. No lo he hecho público aún, pero tomé una decisión que considero el paso luego de convertir a Paragram remoto: me mudé sola en las afueras de la ciudad (cayéndole atrás a ese silencio casi de campo que tanto amo).

Agregémosle a eso que acabamos de lanzar un servicio nuevo: personalización de templates pre-diseñados. La semana pasada les enviamos un correo con la info, pero pueden entrar a este enlace para enterarse de qué se trata.

Con todos estos cambios, estoy tratando de llegar a la raíz de porqué me siento tan reactiva (obviamente han sido muchas cosas juntas) y creo que hay algo que juega un papel muy fuerte: la presión.

No se han preguntado, ¿qué se supone que debo lograr? ¿Y si este invento falla y tengo que volver a empezar de cero (¡después de "independizarme" 100%!)?

Todos conocemos esa palabrita que se ha vuelto sinónimo de emprender: hustle. Está en vasos, bolsos, fondos de pantalla e incontables posts en Instagram.

Pero he llegado a pensar, ¿no está este concepto promoviendo y dignificando el ir estrenados por la vida? ¿No me está ese pensamiento de "hustler + emprendedora" afectando?

Hustle: un estado de mucha actividad y trabajo para llegar a una meta, usualmente financiera.

No me malentiendan, la cultura del "bossbabe" ha sido un despertar, ha traído a tapete el potencial que tenemos de trabajar por nuestros sueños sin someternos a nadie ni tener un trabajo de escritorio. Hay días en que esos posts, ver un workspace bonito y gente diseñar sus vidas me inspira y llena el tanque de motivación. Pero, wow, si no nos da una presión extra por lograr más, trabajar más y mantener las apariencias…

¿Dónde dejamos la libertad de tener una vida plena, ir a nuestro propio paso, ganando más tiempo en vez de perderlo? Sin miedo a decir "oops, me equivoqué".

Yo creo en emprender intencionalmente, respaldados por un plan de vida y no sólo un plan de negocios. Yo creo en conocernos para accionar, teniendo claro nuestros límites y encontrando una sinergia entre los deseos y las capacidades.

Practicar el vivir para hacer lo que amamos y no viceversa.

Quiero compartir contigo esta reflexión hoy para que hagamos más de lo que nos hace sentir bien, volvamos a la razón por la cual estamos emprendiendo y respiremos este 2019.

Acá les dejo un ejercicio que hice hoy lunes para empezar la semana con el pie derecho:

  • Haz una lista de cosas que te hacen feliz, preferiblemente a mano, incluyendo hasta los detalles más insignificantes. (Por ejemplo, a mi me hace feliz hacer los platos con música de los 80s).
  • Al menos tres de esas cosas trata de implementarlas más a menudo esta semana. Haz a tu pareja/familia/amigos partícipes de esas cositas que normalmente no conocemos del otro, pueden darte una sorpresa.
  • Pregúntate: si llego a la meta, ¿qué cambia? Ahora mismo estamos enfocados en llegar sin realmente tomar en cuenta cómo eso impactaría las demás áreas de nuestras vidas. Visualiza esa vida. ¿Qué puede empezar a cambiar desde ahora? ¿Qué no tiene que esperar?

Y les adelanto que quiero hacer de estos correos algo aún más personal. No quiero venir a predicarles en su preciada bandeja de entrada sin que me conozcan.

Déjenme saber si prefieren este formato o qué les gustaría ver ya que estoy en plena planificación (todavía).

¿Qué van a incluir en su lista? Cuéntenme a ver si les robo algunas cositas.

Un abrazo,

Adrie