Volver a la lista

No.

4

Crónicas de la reestructuración de una página web 💻

¡Hola!

Este es un lunes que trae consigo muchos cambios.

La semana pasada lanzamos nuestra nueva página web, en otra plataforma y con una nueva adición: el podcast Diseña tu Vida. Este podcast tenía me atrevo a decir que años en la lista de pendientes, siempre siendo aplazado por una razón u otra, la principal siendo que mi perfeccionismo no lo dejaba ser. Ya finalmente me puse un stop a mí misma, involucré a alguien en el asunto y lanzamos tres episodios listos para ser consumidos.

Por otro lado, la página se suponía que sería sólo algo estético. Se supone.

No es secreto que no hay nada más difícil que trabajar para uno mismo, sin embargo, para este proyecto fue un poco más fácil de lo que pensaba.

Lo primero que hicimos fue evaluar los procesos. Decidimos simplificarnos, desglosar solo un  paquete de Branding general, y guiar al cliente al paquete que necesita en nuestra conversación. Hemos identificado eso hace el proceso más fácil y logra mejores resultados.

Notamos habían muchas dudas que la página no necesariamente podía responder, por lo que colocamos un chat para dar esa oportunidad de hablar con un humano.

Por la parte web, estabamos incluyendo otro servicio más, creando ya demasiadas opciones por lo que lo dividimos en dos y a estos le creamos páginas dedicadas.

Sin embargo, el aspecto más importante es que tratamos cada página como una página de venta.

Una página web debe ser una colección de landing pages, o páginas de aterrizaje, que estén diseñadas específicamente para convertir visitantes en leads.

Por esta razón, cada página debe estar estructurada de la manera que mejor sirva para el propósito de la misma. Colocar el mismo elemento en todos los lados no siempre lo hace más eficiente, muchas veces puede distraer del propósito principal de esa página.

Ejemplo, no todas las páginas de nuestra web tienen el newsletter debajo. En servicios, el propósito no es que se inscriban en nuestra lista de correos, es que nos contacten y conversemos.

Muchas veces nos enfocamos en darlo todo, hacerlo lo más bonito posible, y nos desviamos de lo que realmente importa: lo que no está versus lo que está.

Tu página debe de guiar al usuario y llevarlo a empezar un proceso de conversión. Enfoquémonos en no distraerlo.

¿Qué tal lo hicimos?

Un abrazo,