Branding

Qué es Branding vs una Identidad de Marca

By
Adribel Gonzalez
Escucha este episodio
Escuchar en Spotify

El otro día estaba en una óptica con una amiga y sucedió algo bien curioso que inevitablemente me hizo pensar en el poder del branding.

Viendo gafas nos encontramos con un ejemplar particular que, aunque no le ganaba a las de colores neón o a las perfectamente redondas, nos llamó mucho la atención. Los colores no eran especiales o interesantes, pero las franjas y la selección de colores sí.

Casi simultáneamente nos hicimos el mismo comentario la una a la otra.

Tommy Hilfiger.

Aunque las gafas no eran de esta marca, automático, sin esfuerzo, la combinación de colores azul, rojo y blanco en cualquier prenda de vestir nos la trae a la mente.

El fenómeno sucede mucho más de lo que nos imaginamos.

Nuestros cerebros están diseñados para asociar

Asociando es que procesamos el mundo y traemos la información precisa en el momento preciso.

La realidad es que no percibes los objetos que están alrededor de ti como objetos separados e individuales.

Tu cerebro se ahorra mucha energía simplemente generalizando, eliminando, y distorcionando toda la información que recibe.

¿No te ha pasado que escuchas una canción y te transportas a un viaje que hiciste? ¿O te pasa un perfume por el lado y piensas en alguien específico?

Especificamente, lo que está pasando es que asociaste esos estímulos con una idea, cosa o persona en el pasado, y cada vez que se presente uno se presentará el otro.

Nuestro cerebro funciona como una red de impulsos eléctricos enorme, y cuando la electricidad fluye de un lugar a otro repetidas veces, se refuerza este camino haciéndolo más fácil cada vez.

Esto es exactamente lo que sucede cuando existe branding.

Branding es el proceso de conectar tu marca con un sentimiento o concepto — es un atajo en el cerebro de tu audiencia.

Aunque seguro han escuchado la palabra hasta la saciedad, muchos no saben lo que realmente significa “branding”, y mucho menos “posicionamiento en el mercado”, ambos ingredientes increíblemente necesarios para lograr una marca exitosa, duradera y que hable por si misma.

El branding puede ser descrito de muchas formas. Algunos lo definen como “lo que dicen de ti cuando no estás en el cuarto”, otros como “la manifestación de una marca en cada interacción con la audiencia”.

El branding no es más que toda interacción entre una marca y un ser humano, desde fachadas y vestuario, hasta procesos y la comunicación verbal. Es decir, interacción entre estímulo sensorial y una marca.

Y no, no es un logo.

El branding es una orquesta de decisiones, algunas visuales otras operativas.

Por lo menos, no solo. El branding es una orquesta de decisiones, algunas visuales otras operativas, pero siempre en consonancia la una con la otra y caminando hacia un objetivo común.

Un buen branding es aquel que en todas sus manifestaciones comunica el mismo sistema de valores y el mismo mensaje. El branding debe ocuparse de comunicar quién eres, qué se puede esperar de ti y cómo, y de causar un sentimiento, un pensamiento específico en la mente del consumidor.

Ojo, esto no significa que el branding es la publicidad.

La publicidad, el servicio al cliente, la logística, la identidad visual… todos deben de trabajar para comunicar de manera efectiva lo que en el proceso de branding se ha especificado.

De aquí que me enamoré del branding a primera vista. Es algo que parece tan abstracto, pero realmente se siente, se ve, se escucha y hasta se huele. El branding es 80% percepción y comunicación, y 20% implementación.

Todo termina con una figura que aunque busca ser lo más simple posible, tiene como objetivo comunicarte tantas cosas. Un logo puede dar rapidez, calidad, tradición y familiaridad todo al mismo tiempo sin decirse ni media palabra, y no sé ustedes pero, para mí, eso es mágico.

De aquí que, no sé si se fijaron mencioné la identidad trabaja para el branding:

La identidad corporativa es la traducción gráfica del branding.

Muchos dueños de empresa seleccionan colores, tipografías, o formas porque significa algo para ellos como personas, pero en ocasiones solo causan que la identidad sea menos eficiente.

Si quieres atraer a un tipo específico de persona, necesitas emplear el lenguaje visual correcto que les llamé la atención, mientras comunicas lo que te hace ser tú como empresa/personal brand.

No es que "ese verde me recuerda a el verano en Jarabacoa", o "esa letra me gusta o no me gusta".

Tampoco me tomen a mal, la identidad debe gustarte.

Dentro de lo que comunica lo que buscamos y conecta con nuestra audiencia, debemos de encontrar eso con lo que nos identificamos, porque si no la fricción para implementarlo es mayor.

Podría parecer que no, pero en cuanto a estos temas se refiere, las energías, o más bien dicho los seres humanos, influenciamos mucho los resultados y la percepción.

Si como empresa los representantes no se sienten conectados con el mensaje que comunica la marca, eso se nota. Es contagioso.

Por lo que, hoy les dejo con algunos tips puntuales y un buen recap de este post:
  • El branding se refiere al proceso por el cual explores, defines y comunicas tu misión, visión, valores y objetivos.
  • La identidad visual es la parte visible del branding.
  • Posicionamiento es cómo las personas perciben tu marca y con qué la relacionan respecto a tus competidores.
  • Tu identidad debe ser cuidadosamente construida para comunicar algo y no basada en gusto.
  • Un logo no es un branding.
  • El branding también se ocupa de comunicar por medio del servicio al cliente, la logística, las instalaciones y todo aquello con lo que tu audiencia tiene contacto.

Espero este post les haya aclaro un poco las diferencias y les sirva para implementar su branding de la manera más eficiente.

¡No dudes en dejar cualquier inquietud o comentario debajo!

Guía Gratis: Crea tu Web en 6 Pasos

Conoce cuáles 6 pasos necesitas tomar antes de crear una página web que convierta y te posicione como experto.

¡Va de camino!

Revisa tu correo. Recuerda revisar la carpeta de No Deseados.
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Hola, soy

Adrie

Empecé a hacer páginas web por diversión a los 8 años. Muchos años después con un equipo remoto trabajando desde casa en pijamas ayudo a emprendedores a dar forma a sus ideas. Claro, mientras no estoy leyendo novelas o jugando videojuegos.

Conoce mi historia >
conversemos sobre

Cómo tener una vida balanceada, recomendaciones del hogar y la salud.

Todos los consejos sobre tener un negocio sin perder la cabeza.

03
web

Aprendamos juntos cómo construir una página web que convierta.

Cómo construir una marca y diseñar la vida que quieres vivir.

no te pierdas

Hablemos Web

¿Qué saber antes de empezar tu página web? Te cuento en este Masterclass Gratuito.
Accesa Gratis
our favs

Cómo crear tu página web intencional y estratégica

Cómo construir credibilidad y autoridad con contenido de valor

Lo que tienes que saber sobre el SEO