Diseña tu Vida

La forma correcta de crecer

By
Adribel Gonzalez
Escucha este episodio
Escuchar en Spotify

Cuando decides emprender y lanzar un nuevo tipo de proyecto o negocio, es totalmente normal sentirse perdido y sin prioridades delimitadas en ese momento. Muchas veces nos preguntamos, ¿Cuales deberían de ser mis metas? o ¿Estoy siguiendo la estrategia correcta?

Luego, tras tener un punto clave en el mercado y empezar a ver resultados, nos encontramos con otra interrogante, ¿Qué debo hacer para mantenerme relevante y en la mente de los consumidores?

Esta es una pregunta que muchos emprendedores se hacen luego de tener un tiempo en la industria u de cogerle el piso al asunto. Debido a que vivimos en un mundo altamente competitivo y lleno de ideas, a veces puede ser dificil destacarse. Por esto, analizaremos algunos puntos importantes que se deben tener en cuenta para lograr un crecimiento positivo y secuencial con tu nuevo negocio.

¿Qué es crecer?

Antes de hablar de crecimiento, debemos primero establecer un punto de referencia o un contexto. Es decir, necesitamos tener una meta clara de adonde nos queremos dirigir y a que estado de desarrollo queremos llegar con nuestro plan de trabajo. Es importante conocer que el crecimiento para poder darse a cabo, necesita de un objetivo fijo y claro, además de un punto de inicio.

Otro punto importante a tener en mente es que, a medida que se va desarrollando nuestro negocio, que se observe un incremento en números, no garantiza que de verdad estamos evolucionando nuestra empresa. Antes que nada, estos números deben de ser profundamente analizados e interpretados para así determinar el mejor plan de acción para el futuro, por lo que es recomendable sentarse con un experto en contabilidad para determinar el crecimiento actual de la empresa. Un engaño común es "crecer" pero incrementar de igual manera los costos, gastos e ingresos de la compañía, teniendo al final del día el mismo nivel de ganancias.

Uno de los errores más comunes que comete la gente es que piensan que solo existe una forma clara de crecimiento, algo que es totalmente incorrecto.

"No hay una sola forma de crecer, y no hay manera correcta de crecer." — Adribel Gonzalez

Lo que influye el emprendedor

Es importante tener en cuenta que la personalidad del emprendedor es lo que influye de manera directa en el negocio y esta es la que termina dictando cómo éste debe de crecer para poder encajar de manera armoniosa con el mismo. Un introvertido no construye ni crece de la misma manera que un extrovertido lo haría. La sociedad nos suele vender una forma de crecer totalmente ambiciosa que no necesariamente es la que encaja con cada uno de nosotros y al final termina contaminando nuestras ideas, llevándonos a tomar decisiones incorrectas.

Por lo tanto, es importante alinear nuestra personalidad y forma de crecer con el plan de crecimiento del negocio, ya que a la larga nos garantizará satisfacción. Hay muchísimas formas de dar el mismo servicio de forma diferente, ese toque de individualidad debes dárselo tú para obtener un negocio exitoso. No debemos tener miedo de poner nuestras propias reglas, debemos hacerlo con una mentalidad abierta de que el mundo lo va a acoger si hacemos bien nuestro trabajo.

Por esto, la pregunta central a hacerse en este tema es, ¿qué no es negociable para mí?

Por raro que suene, normalmente la gente cuando inicia un nuevo negocio hace un plan de negocios pero no define un plan de vida para seguirlo en conjunto con el desarrollo del negocio, algo que al final termina costándole bastante a la persona. A la larga, somos seres humanos, no somos máquinas, por lo que, la vida profesional y todos los otros ámbitos de nuestro ser se interrelacionan, razón por la cual hay que planificar nuestra vida personal y profesional en conjunto. Primero debemos seleccionar qué estilo de vida queremos y luego ver cómo nuestro negocio encaja con eso para así adquirir un balance esencial que nosayude a desarrollarnos de manera laboral y personal.

Un punto que es necesario tener claro, es que en la mayoría de los casos, el emprendedor es la sangre del negocio, de él sale la cultura organizacional que influye en los empleados. Como líderes, debemos preguntarles a los empleados cómo se sienten más productivos para mejorar su estructura de trabajo y así incrementar la prodouctividad. Hay algunas personas que necesitan una estructura más estricta, mientras que otros funcionan mejor con una estructura mas suave.

Pero claro, no siempre el negocio funciona alrededor del emprededor, ya que como hay negocios que se apoyan en él, también hay negocios que tienen su propia personalidad, misión y valores. Además, podemos visualizar diferentes tipos de emprendedores: El emprendedor pasional tiene una misión clara y única, mientras que, el emprendedor inquieto tiene y construye muchas ideas diferentes, siendo constante en empezar proyectos.

Crecer sin perder tu esencia

Ahora que conocemos estos puntos importantes, podemos proceder a tratar lo más importante, ¿Cómo crecer sin perder la esencia?

Bueno, esto se responde con facilidad, con un buen branding y estrategia de marca, no tenemos que adivinar, la estrategia nos sirve como filtro para saber qué es una oportunidad y qué es una distracción. El branding por otro lado, es no solo lo que se ve, sino lo que se siente, así como todo lo referente a marca. El branding debe estar diseñado para crecer con nosotros, es un proceso que se agota y que te da la estrategia.

Por ejemplo: Digámos que tienes una empresa de venta de hot dogs y al iniciar la misma, te planteaste ser la opción mas económica y confiable de hot dogs de la ciudad. Al momento de buscar expansión y crecimiento, no vas a pensar en expandir el menú a otros tipos de comida o de aumentar los precios, si no que te enfocarás en seguir ofreciendo el mismo buen servicio y precios adsequibles pero a un mayor público. Siempre se debe de tener en cuenta que nuestra misión como empresa nos ayudará a distinguir entre lo que representa una oportunidad y una distracción.

Políticas + Sistemas

Por otro lado, es importante tener políticas y procesos establecidos, de manera que podamos desarrollar nuestro modelo demanera potencial y sistematica. Si no tenemos sistemas y procesos definidos no podemos crecer de manera medible y optimizable. Lo que no se puede medir no se puede mejorar. Implementar procesos nos permite ser fieles a la promesa de la marca.

Siempre es bueno tener en mente que el crecimiento es relativo y debe utilizarse la palabra en un contexto definido. Debemos tener el punto A (donde estamos) y el punto B (para donde vamos) para así poder tener un rumbo establecido. La mejor manera de conocer donde ir, es empezar dando pequeños pasos para explorar algunos elementos que nos puedan servir de progreso y usar el proceso de Branding para obtener claridad con respecto a que decisión tomar.

Cambiar de dirección

Cambiar de dirección, crecer de manera distinta, no son señales de debilidad. Son señales de estar en contacto con quienes somos, de tener la vista en el norte, y tener el corazón abierto, ya que, crecer no es una línea recta ni lo va a ser. Crecer corresponde experimentar, es decir "crecí si logré tal cosa".

Finalmente, te dejamos con este consejo: Celebra esos pequeños logros para mantenerte motivado. Crecer es relativo. Podemos usar porcentajes para enfocarnos en nuestro crecimiento y no ver los números crudos. Para crecer se necesita humildad para saber en qué etapa estamos y saber que la próxima etapa puede estar un poquito más hacia adelante.

Hola, soy

Adrie

Soy una joven que empezó a hacer páginas web por diversión a los 8 años. Muchos años después con un equipo remoto trabajando desde casa en pijamas ayudo a emprendedores a dar forma a sus ideas. Claro, mientras no estoy leyendo o cocinando algo bien rico.

Cómo tener una vida balanceada, recomendaciones del hogar y la salud.

Todos los consejos sobre tener un negocio sin perder la cabeza.

Aprendamos juntos sobre branding, marketing + emprender.

Cómo construir una marca y diseñar la vida que quieres vivir.

Emprender

Mi historia: emprendedora por accidente (¿o no?)

Marketing

Cómo redactar el contenido de tu web sin morir en el intento

Marketing

Como Eficientizar tu Proceso de Ventas

Lo que tienes que saber sobre el SEO

4 Errores que Cometí en Mi Negocio

Mi historia: emprendedora por accidente (¿o no?)